6 de diciembre de 2018

¿Qué se necesita para que un bebé Aye-Aye sobreviva y prospere?

Para Tonks, tomó cuatro años, la colaboración de diez departamentos en el Zoológico de Denver, el aporte de cinco instituciones externas y un avión de FedEx.

Por Becky Sturges, encargada principal de primates

En 2011, el Zoológico de Denver fue una de las pocas instituciones que se ocuparon de cuidar en peligro de extinción aye-ayes en Norteamérica. Éramos el hogar de una familia de cuatro miembros de estas criaturas lindas, curiosas y esquivas: mamá, Salem; papá, Ozony-Avelo; e hijos, Pan e Imp. Los nacimientos exitosos de esos dos pequeños machos fueron un gran impulso para la especie y pusieron en marcha una serie de eventos que cambiaron la población cautiva de aye-aye en todo el mundo.

Debido a que los aye-ayes se extienden por todo el país en los zoológicos acreditados por la AZA, el Plan de supervivencia de especies (SSP) está implementado para gestionar el apareamiento aye-aye y mantener la genética de la población sana. Como miembro del programa SSP, junto con otros zoológicos acreditados por la AZA que cuidan aye-ayes, en 2014 se nos dio una recomendación que afectaría a los cuatro aye-ayes bajo nuestro cuidado. En el mejor interés de nuestros aye-ayes, aprovechamos la oportunidad de ayudar a la población. Se recomendó que tres de nuestros aye-ayes se trasladaran a Europa para introducir nuevos genes al otro lado del charco. Como parte de este plan, también descubrimos que habría una nueva hembra reproductora para emparejar con nuestro macho restante.

Listos para despegar

Transportar un animal a otro zoológico es bastante complicado, pero trasladarlo internacionalmente requiere aún más colaboración y coordinación. En el transcurso de un año y medio, nuestro registrador orquestó todos los detalles para trasladar nuestros tres aye-ayes a Europa. Hubo numerosos aspectos logísticos, y antes de que Salem, Pan e Imp pudieran irse, cada uno recibió exámenes veterinarios para asegurarse de que estaban lo suficientemente saludables para hacer el viaje.

Debido a la naturaleza destructiva de los aye-ayes y los incisivos en constante crecimiento, necesitan masticar cosas constantemente. Como solución, el departamento de mantenimiento del zoológico diseñó cajas de envío a prueba de aye-aye para su gran viaje por Europa. El equipo de primates trabajó para familiarizar a los aye-ayes con estas cajas para reducir el estrés durante el transporte. Salem, Pan e Imp habían establecido relaciones de confianza con sus cuidadores, y era importante que las caras conocidas viajaran con ellos para asegurarse de que llegaran a salvo y se aclimataran a sus nuevos hogares.

Instalarse en casas nuevas

En septiembre de 2014, dos de nuestros porteros volaron con los tres aye-ayes a Europa. Llegaron sanos y salvos y pasaron la aduana sin complicaciones. Era hora de irse a sus nuevos hogares. Salem se dirigió al zoológico de Londres, y Pan e Imp se aventuraron en Durrell Wildlife Conservation Trust en Jersey, Reino Unido. Nuestros cuidadores se quedaron durante una semana en cada lugar para asegurarse de que Salem, Pan e Imp estuvieran felices en sus nuevos hogares; comiendo, bebiendo, acomodándose con sus nuevos cuidadores y disfrutando de sus nuevos espacios.

Una vez que Salem, Pan e Imp se establecieron en Europa, llegó el momento de traer una nueva hembra para nuestro macho, Ozony-Avelo. La mejor pareja para él era una mujer llamada Bellatrix de la Centro Duke Lemur. Pero esta fue una gran transición: su primer zoológico y la primera vez en una situación de reproducción. El cuidador de Bellatrix la acompañó al zoológico de Denver para ayudarnos a conocer sus preferencias y peculiaridades. Bellatrix nunca había visto una ventana de vidrio, y nunca había visto visitantes emocionados, así que le presentamos esas nuevas experiencias lentamente para asegurarnos de que estuviera totalmente cómoda.

Noticias tristes y planes alterados

Unas semanas antes de que Ozony-Avelo y Bellatrix se conocieran, Ozony se puso muy enfermo. A pesar del heroico esfuerzo realizado por nuestro equipo veterinario para ayudar a que Ozony se recuperara, no respondió al tratamiento y falleció unos días después. El equipo de primates, el zoológico de Denver y la comunidad aye-aye quedaron devastados.

Después de recibir esta triste noticia, el SSP aye-aye identificó otro aye-aye como compatible con Bellatrix. Era un joven apuesto llamado Smeagol del zoológico de Filadelfia. Una vez más, hicimos todos los intrincados planes y arreglos para llevarlo al zoológico de Denver. Pronto, Smeagol y su nuevo portero abordaron un avión de FedEx de regreso a su nuevo hogar en Denver.

Una vez que Smeagol llegó al zoológico de Denver, comenzamos el proceso de presentarle a Bellatrix. Ambos aye-ayes eran animales jóvenes sin experiencia en la cría. Los aye-ayes son animales solitarios en la naturaleza, pero se encuentran en momentos en que las hembras pueden reproducirse y cuando sus territorios se cruzan. Para que esta introducción fuera un éxito, planeamos un momento en el que Bellatrix estaría en la cima de su ciclo e interesada en el apareamiento. La introducción fue bien y tuvimos dos dinámicos aye-ayes en nuestra exhibición nocturna, brindando a nuestros visitantes una gran oportunidad de conocer a estas criaturas únicas.

Inténtalo, vuelve a intentarlo

Aye-ayes no son criadores de temporada, lo que significa que pueden quedar embarazadas en cualquier época del año. Cinco meses después de conocer Smeagol, comenzamos a notar indicadores de que Bellatrix estaba embarazada. El equipo estaba extasiado. Nos preparamos con entusiasmo para la llegada de un bebé aye-aye. Desafortunadamente, nada está garantizado y cuando Bellatrix dio a luz a su primer bebé, nació muerto. El equipo lamentó la pérdida e hizo ajustes para el futuro. Reintrodujimos a Smeagol a Bellatrix cuando estuvo lista para reproducirse de nuevo. Bellatrix y Smeagol lograron concebir dos veces más, pero tuvieron dos derrotas más. No es raro que las madres sin experiencia no tengan éxito inmediato en la producción y crianza de crías. Después de cada pérdida, el equipo veterinario, el especialista en reproducción y el equipo de primates evaluaron qué podíamos modificar para mejorar las posibilidades de Bellatrix de producir un bebé sano.

Además de algunos otros ajustes menores, comenzamos un programa de capacitación que nos ayudaría a monitorear y asistir a Bellatrix. Uno de los cuidadores de primates que cuidaba a los aye-ayes entrenó a Bellatrix para que presentara voluntariamente su estómago para que se pudiera aplicar gel de ultrasonido y una sonda. Este entrenamiento tomó meses de coordinación y trabajo duro, pero fue recompensado con la confirmación de los latidos del corazón de un bebé. El ultrasonido mostró que el corazón latía a 88 latidos por minuto. Esta fue la primera vez que tuvimos información en el útero sobre un bebé aye-aye.

El 8 de agostoth—Una semana después de que se confirmó el embarazo— un cuidador se asomó al nido de Bellatrix y descubrió que tenía un bebé vivo. Todo el equipo estaba encantado de vivir este raro momento.

Mundo, Conoce a Tonks

Nuestro plan de manejo del nacimiento incluyó puntos de referencia específicos que necesitábamos ver en estos primeros días de vida. El bebé fue llevado a un lugar tranquilo para permitir que el equipo veterinario realizara una evaluación médica y, por primera vez, el equipo vio a nuestra pequeña hembra aye-aye en la luz. La emoción llenó el aire y estábamos oficialmente enamorados.

El peso y la temperatura del bebé aye-aye estaban en el extremo más bajo de lo recomendado por el SSP aye-aye, por lo que rápidamente devolvimos al bebé al nido con Bellatrix y configuramos las observaciones del cuidador para monitorear el comportamiento de la mamá y el bebé. Durante estas observaciones, vimos algunos indicios de que Bellatrix no estaba siendo una madre atenta. El objetivo del equipo era mantenerlos juntos y darle a Bellatrix la oportunidad de convertirse en una madre experimentada. Pronto, sin embargo, fue obvio que tendríamos que intervenir para mantener vivo al bebé.

El bebé pasó la noche y emergió con su nombre, Tonks, otro personaje de Harry Potter como homenaje a su madre, Bellatrix.

Tuvimos que enseñarle a Bellatrix cómo alimentar a su bebé, una habilidad que ella no entendía. Para hacer esto, necesitábamos que Bellatrix estuviera sedada para que mantuviera la calma y permitiera que Tonks encontrara leche. Tonks se dio cuenta rápidamente, lo que nos permitió dejarla en la caja nido con Bellatrix y aumentar el tiempo que pasaban juntos. Bellatrix se sentía cómoda con sus cuidadores metiendo la mano y sacando a Tonks para su alimentación. Incluso nos permitió colocar a Tonks en su pezón mientras ambos estaban despiertos para alentar la lactancia.

Después de dos noches en el hospital veterinario, tomamos la decisión de dejar Tonks con Bellatrix durante la noche. Habíamos visto grandes comportamientos maternos de Bellatrix: pasar más tiempo en la caja nido, acicalar y amamantar. Este fue un gran paso para nuestro equipo de primates y para Bellatrix y Tonks. Todo salió según lo planeado y solo siguió mejorando a partir de ese momento. Cuando Bellatrix pasó de ser una madre nerviosa y poco calificada a una profesional experimentada, nuestro equipo de primates redujo lentamente la alimentación suplementaria.

Tonks en el centro de atención

Cuando anunciamos su nacimiento por primera vez, ¡Tonks se convirtió en una sensación mundial! Apareció en medios de comunicación locales, nacionales e internacionales, incluidos Gente, Mashable y Correo diario. El fotógrafo de National Geographic Joel Sartore incluso pasó por el zoológico de Denver en agosto para fotografiarla El arca de la foto. Sus imágenes e historias han llegado a millones y millones de personas a través de los medios de comunicación y las redes sociales, incluidas Instagram de National Geographic canal.

Todos adultos

Desde que dejamos de alimentarnos con suplementos, ¡Tonks ha seguido prosperando! Continúa aumentando de peso y está averiguando cómo sortear su recinto. Como muchas madres primerizas, Bellatrix no estaba segura de dejar que Tonks diera sus primeros pasos fuera del nido, incluso tratando de empujar a Tonks de regreso hacia adentro, pero Tonks se negó a ser contenida cuando comenzó a explorar su mundo.

Un logro muy reciente fue volver a presentar a papá, Smeagol, a Bellatrix y Tonks. Al principio, Smeagol no estaba seguro acerca de la nueva y retorcida adición, pero los tres han caído en una buena rutina. Pasan tiempo juntos mientras disfrutan de su tiempo a solas.

Desde la concepción hasta el nacimiento y hasta hoy, ha sido un largo camino tanto para Tonks como para nuestro personal. Este fue un esfuerzo de equipo masivo de tantas personas, departamentos e instituciones externas diferentes mientras trabajamos incansablemente para mantener a Tonks y Bellatrix felices y saludables. Y al final, todo valió la pena a lo grande ... con el miembro más nuevo de nuestra familia del Zoológico de Denver. Realmente se necesita una aldea, ¿no?

Consejos para ver Aye-Ayes

Aquí hay cuatro consejos para ayudarlo a echar un vistazo a Tonks y al resto de nuestra familia aye-aye en su hábitat nocturno en Emerald Forest en su próxima visita al zoológico:

  1. Visita temprano y tarde: El mejor momento para visitarlo es poco después de que el zoológico abre alrededor de las 10:30 am y al final de la tarde, cuando Tonks tiende a jugar y explorar para quemar su última cantidad de energía antes de acostarse.
  2. Deje que sus ojos se adapten: Dedique al menos cinco minutos a dejar que sus ojos se adapten a la oscuridad y mantenga apagadas las luces del teléfono celular.
  3. Buscar: Tonks es muy aventurero y le gusta explorar todo el hábitat, y tiende a pasar más tiempo en las áreas más altas.
  4. Eche un vistazo de cerca: La mejor manera de ver a Tonks y aprender más sobre aye-aye es a través de nuestro Up-Close Look: Lémures experiencia.

 

 

Suscríbete

Sé uno de los primeros en escuchar las últimas actualizaciones de animales, historias importantes y detalles sobre toda la diversión que sucede en Denver Zoo.

Etiquetas

Comparte
  • julio 26, 2022

    ¡OH BEBÉS!

    Obtenga las últimas actualizaciones sobre sus jóvenes favoritos del zoológico de Denver, ¡desde BB hasta Gus! estamos pasando un rato...

  • julio 12, 2022

    ¿Qué hay de Nuevo en el Zoológico?

    ¡DIVERSIÓN DE FALLOWEEN, BEBÉS DEL ZOOLOGICO, TEMPORADA DEL OSO GORDO Y MÁS! Con la disminución de las multitudes y el aumento de la actividad animal, además de un clima fresco y...

  • febrero 15, 2022

    Denver Zoo da la Bienvenida a Dos Mapaches Rescatados

    Pecan y Cashew pronto harán su debut en Harmony Hill La idea de Harmony Hill es simple: cómo...